18 de marzo de 2009

Gracias a la Muni de Santiago

Cuando las cosas se hacen mal, acá estamos para denunciarlas, pero cuando se hacen bien es bueno destacar esas iniciativas.

Se acaba de instalar en la esquina de mi casa el "Consultorio de Animales", un operativo municipal móvil que está vacunando contra la rabia y desparacitando a las mascotas de los vecinos. Todo completamente gratis (hay una cajita para dejar propina voluntaria, obviamente).

Desde hace tiempo estábamos pidiendo que el operativo llegara hasta acá. No queremos que la Municipalidad mate a los perros como se hizo hace un tiempo y todos recordarán el horror que causó, no queremos que los animales vaguen sin dueño por la ciudad con el riesgo que conlleva para los habitantes. Queremos animales vivos y sanos, pero también sabemos que es caro y que en tiempos de crisis, especialmente, nuestras mascotas ocupan un lugar abajo en la lista de gastos.

Como todos saben, mis gatos llegaron todos solos. El Rufino venía de vez en cuando y mi mamá lo trataba de aguachar, hasta que un día apareció con su pata mala tras un atropello y no se pudo escapar de las personas a las que tenía miedo. Lo adoptamos, el Tomás y su papá lo llevaron al veterinario para ver qué tenía y al final resultó ser un daño neurológico.


Cumplió tres años con nosotros, come como una bestia y hace poco estuvo enfermo, tenía una infección urinaria así es que vino el veterinario y le dio unas inyecciones y prescribió antibióticos que le dimos por una semana. Se curó y volvió a ser el hermoso gato-tigre que es.

La Dorita llegó el año pasado pal 18 de septiembre. Una gatita educada muy loquilla y juguetona, que creemos tenía casa y dueños. Tras esperar unos días y mirar los carteles de mascotas perdidas, no nos quedó otra opción que quedarnos con ella porque ya había hecho suyo el plato de comidas y dormía con mis papás.


Ella come mucho también y desde que tenemos a la nueva gatita, duerme conmigo porque es un poco celosa y peleadora (ninguna semejanza conmigo...) y no le gusta compartir el protagonismo. Acá en la oficina tiene su platito, su agua, su alfombra para rascar y, por supuesto, su sillón de gerente para hacer mierda, es decir, mi sillón de gerente... Pero bueno, yo la adoro igual aunque debo bajar a retarla para que no me siga destrozando mi lugar de trabajo.

La Flavia es la última integrante de la familia, es una gatita que le regalaron a una de las arrendatarias (a pesar de que no está permitido) y que cayó en las manos del hijo de 2 años de la arrendataria, quien la estaba ahorcando a escasos momentos de partirle la tráquea en dos, cuando la rescatamos.


Y la adoptamos porque la arrendataria no tiene los recursos ni para pagar el arriendo (eso es historia para otro post) y porque corría riesgo de muerte en manos infantiles. Es una orate enferma de la mente exquisita y regalona. Se le cuelga al Rufino del cuello y a la Dorita le tira las manos cada vez que la ve. Duerme con mi mamá, duerme en el canasto de la ropa, duerme debajo de la tele, duerme en un container, duerme arriba de la mesa, donde sea. Tiene 4 meses recién y poco a poco estamos logrando que deje de morder porque me tiene las manos pa la historia.


Cuando llegó estaba con una plaga de pulgas terrible, le caminaban por la carita y los ojitos, se rascaba mucho. Le compré el mejor producto del mercado y en 2 días ya estaba desparasitada, pero ayayay la inversión.

Y ahora que son tres, compro el alimento en la bolsa de 10 kilos y me lo vienen a dejar. El otro día que estaba sin plata y se nos acabó todo, tuvimos que recurrir a "Don cucho", un alimento bien ordinario que no les gusta. Al final comieron porque si no se morían de hambre, pero pronto regresamos nuevamente al Whiskas que tanto disfrutan y comen con entusiasmo.

Cuando la Dorita llegó dejaba pelo por todas partes, ahora ya no pelecha tanto y según dijo el veterinario puede ser por el alimento.

Como sea. Las mascotas son un regalo. A mí me llegaron mágicamente para hacerme compañía y yo lo agradezco. Pero claro que es un gasto importante y por eso nunca tomamos la decisión de tener mascotas. Se dio solo.

Por todo ello, agradezco el operativo de la Municipalidad de Santiago. Los llevamos de a uno en la cajita que me dejó el Tomás, les llenaron una ficha y los vacunaron muy rápido. Eso fue todo. Quedaron en la lista para esterizarlos también porque no estaríamos en condiciones de tener 7 más de golpe. La Flavia está pequeña todavía así es que le tocará dentro de unos meses.

Gran iniciativa de la municipalidad. Así nos ayudan a que las mascotas estén bien de salud y nos alivian el bolsillo.

La Dorita se enojó mucho, pero ya se le pasó y anda haciendo de las suyas. El Rufino se fue a comer altiro para pasar la pena, jajaja, y por supuesto desde que salió de la caja hasta que llegó al plato, la Flavia se le colgó del cuello para preguntarle, seguramente, dónde andaba y qué hacía encerrado en esa caja.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

desde cuando estan arrreglando la calle y se salen los canales a apreciuod una gran cantidad de ratones,antiguamente tenia un gato era negro completo de ojos amarillentos de nombre rockanoi ,era un cazador inigualable todos los dias llegab acon un zorzal ,un avez llego con un raton grandote ,lo mato una vecina al pobre ,el otro gato un rubio muy fino era el bam bam ese murio en mis brazos la vieja bruja de la lado lo enveneno ,la cosa es que descidimos no tener mas animales ,ultimamente con mi madre necesitamos un gatubelo ,pero no para siempre solo lo necesitamos arrendar cosa que caze los ratones y se devuelve a su dueño .



L

IML dijo...

Que amores esos gatinguis!
Toda mi vida tuve mascotas hasta que me mude hace año y medio y los extraño terriblemente. Pero no me parece justo dejarlos solos todo el dia... en fin.

Luisa Ballentine dijo...

Es cierto, si van a estar solos es mejor dejarlos al cuidado de otros. Aunque no son dependientes como los perros y pueden pasar el día por su cuenta sin problema... quizás debas considerar llevaros de regreso a tu vida!

GonzoMau dijo...

Vives en Curicó? Conozco un "Rufino" muy parecido al tuyo en esa zona. :)

Luisa Ballentine dijo...

Hola!

Vivo en Santiago, pero me encantaría conocer a ese Rufino!

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin