18 de junio de 2010

No es normal

Primero que todo tengo que decir que NO ES NORMAL... está terremoteando demasiado en el mundo. Esa wevá no es normal, se los reitero. Algo demasiado extraño está sucediendo. Los terremotos, de todos modos, me reafirman que no hay que olvidar que, dado que uno podría morir en cualquier momento, más vale vivir con todo y con todos. También me permiten reflexionar acerca de que cuando estás a punto de morir (o crees estarlo), gritar y llorar histéricamente es 100% válido, comprensible e incluso justo y necesario. No es normal permanecer calmado.

Otra cosa que no es normal es que uno llame a cinco empresas instaladoras de mallas de seguridad para balcones en un período de cuatro meses y ninguna se apersone el día y la hora acordados.

Otra cosa que no es normal es la vista ESPECTACULAR con la que me despierto y me duermo todos los días y que ¿compensa la oscilación del edificio en caso de terremoto dada la altura?... estoy por descifrarlo.

Otra cosa que no es normal es que el mundial me haga trabajar tanto. Así como que me entran unas ganas ACHROCES de hacer muchas cosas. Como cambiar el index de Tío Caco y hacerle este blog precioso que estoy amononando de a poco.

Otra cosa que no es normal es esta actitud zen que me surgió respecto de la vida misma. Digamos que el sabio me está poseyendo y diciéndome cosas como: deja venir lo que venga y deja ir lo que se vaya. Raro, por decir lo menos.

Lo que sí es súper normal es que uno crea que hay algo donde no lo hay. ¿Acaso no me pareció haber visto en Huérfanos una reparadora de calzado donde ponerle tapilla a mis botas? De hecho pensé "uh, acá traeré mis botas". ¿Y por qué ahora no la encuentro? ¿DÓNDE ESTÁS REPARADORA DE ZAPATOS?

Hoy, que ya es viernes, voy al teatro a ver El guatón Romo. Y el domingo Las analfabetas. Ir al teatro es de las pocas cosas normales que me quedan (junto con la forma de mis pies donde el dedo gordo es el más largo... como debería ser y como es más bonito, ¿no?). I kinda like it.

2 comentarios:

Daniela González Albornoz dijo...

Jajajaja, amé tu análisis de lo que es y lo que no es normal.
Podríamos cambiar el helado por un chocolate caliente o una sopaipilla, pero sería bueno verte :)
Cariños, Luisa!

Luisa Ballentine dijo...

Dani, aunque no te parezca normal, yo como más helado en invierno, jajajajajajajaa. Pa que veas.

Pero apoyo la moción de un lugar con helados y chocolate caliente, jajajaja.

Pongámonos de acuerdo. Besurro!

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin