10 de diciembre de 2010

Rebelde

No pienso cortarme el brazalete del resort. Me niego!!! Quiero que Punta Cana viva en mí para siempre. Y cuando digo siempre me refiero a FOREVER AND EVER. Pensé que en la recepción al hacer el check out lo primero que iban a hacer era sacar unas tijeras grandes y romperlo... pero no. Sigue en mi muñeca.

Estoy preparando las crónicas de Punta Cana para contarles los detalles del mejor viaje de mi vida hasta ahora.

Por el momento recién llego y respondí 157 mails, ÑEEEEEEEEEEEEEEEEE, y estoy desvelada.

Les adelanto que esta crónica incluye playa por sobre todas las cosas y el corazón roto de Carlos, un garzón que se enamoró perdidamente de mí, por mi sensualidad y gran belleza, obvio... En realidad fue por mi gran destreza para bailar reguetón. Pero bueno, ya sabrán.

4 comentarios:

Martín dijo...

Hubo amor en Punta Cana??? Tremendi!!!! Quiero detalles a full

Luisa Ballentine dijo...

Jajajaja, más bien hubo desamor para el pobre Carlitos... es que no era mi tipo, jajaja.

Daniela González Albornoz dijo...

Yo quiero leer esas crónicas.
Acá, su lectora segura.

Luisa Ballentine dijo...

Ya comenzaron!; jajajaja. Besos, Dani!

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin