20 de febrero de 2011

Un poco, sólo un poco enojada y a la vez muy triste

Voy a comenzar aclarando que no tengo la menor idea de los cambios que hizo la Corfo en los últimos dos meses, así es que lo que les digo es desde octubre hacia atrás, aunque según me han dicho la cosa no está TAN distinta de como ha sido siempre.

Como sea. Estoy un poco enojada. No con la Corfo entera, sino con su programa Start up Chile. Estoy enojada porque me parece que en un país subdesarrollado como el nuestro, lo que están haciendo con ese programa es, sinceramente, darnos una patada en el orto a todos quienes tenemos proyectos IMPRESIONANTES en materia de emprendimiento (y en mi caso específico, turismo) pero que somos chilenos y no extranjeros.

A grandes rasgos, este programa le da 40 mil dólares no reembolsables a extranjeros con ideas novedosas para que instalen sus "Start ups" en Chile. Para quienes no saben un "Start up" es un negocio con alto potencial de crecimiento, a grandes rasgos. O sea, no es absolutamente nada que TENGA que ser desarrollado afuera porque en Chile no haya el capital intelectual o la infraestructura. No. En Chile también podemos hacer start ups igual de bien. Pero claro, no somos tan choros ni exóticos.

Luego de sentir este enojo, paso a la tristeza, obviamente, porque a Corfo nunca he podido llegar. Los intermediarios obligatorios por los que uno debe pasar para llegar a ellos, porque ellos no reciben gente directamente, no patrocinan proyectos de turismo que requieran reparación de infraestructura inmueble.

Yo pensaba, porque siempre pienso lo mejor de todas las situaciones, que bueno, los gringos que están llegando a Chile en masa con sus 40 mil dólares, tenían proyectos SOÑADOS que a uno nunca se le van a ocurrir porque no es tan seco ni tan capo. Pero cuando supe que uno de los proyectos beneficiados era el de una chica que vende guías de turismo de Santiago por internet, dije: está bien que te las miren, pero no que te las toquen.

ES UNA VERGÜENZA LO QUE ESTÁN HACIENDO.

Con todo el respeto que me merece esa persona, porque no tiene la culpa de que seamos tan mierda con nosotros mismos en este país, el proyecto es... UNA VERDADERA RISA QUE ME HACE SACUDIRME LA GUATA Y ME SACA CALUGAS DE TANTO CONTRAER EL ABDOMEN CON MIS CARCAJADAS.

Lamento que sea la punta de lanza de este posteo, pero sé que al decirlo ustedes pueden hacerse una idea de lo que estoy hablando. Seguro hay proyectos mil veces mejores, pero ejemplos como éste simplemente no deberían existir. Y no es culpa de ella, sería idiota si no aprovechara la oportunidad, es culpa de Corfo.

Que haya un proyecto chileno aunque sea, uno solo, y ahora me voy a refirir a Tío Caco, que algunos de ustedes conocen en detalle no sólo conceptual sino económico con sus planificaciones y flujos de caja; retomo, que haya un solo proyecto chileno, como Tío Caco, que no reciba financiamiento porque se lo están llevando guías de turismo por internet (perdónenme, pero CERO innovación, hasta yo tengo una guía de turismo del barrio Yungay que se descargará por internet, o sea) me parece que es, primero una vergüenza, y segundo una cachetada a todos quienes nos hemos comprado la bullshit del emprendimiento y el interés del Estado por fomentarlo.

BASURA. Y ustedes saben como soy, saben que he hecho absolutamente todo lo que ha sido necesario para financiar este proyecto. Y como weona me creí que de verdad buscaban proyectos que fueran aún MÁS innovadores, MÁS creativos, etc, etc. Creí que el dinero estaba llegando a proyectos mejores que el mío y que en esa lid yo no podía competir porque estaban ganando en una pelea justa donde la creatividad, el intelecto y el espíritu emprendedor lideraban.

Pero no. Acá lo que importa es que seas gringo. ME CAGO EN TODOS ESTOS HIJOS DE PUTA QUE NOS HACEN ESTO A LOS EMPRENDEDORES CHILENOS.

No puedo creer que Tío Caco es un proyecto VETADO para la Corfo porque es de turismo y el dinero se requiere para reparar infraestructura, pero cualquier pelotudo extranjero puede instalar una empresa, que ni siquiera es su sueño porque esta gente manda proyectos pa ganar plata, mientras uno se tiene que joder.

Yo hace rato me hice la idea: Tío Caco será un proyecto que tendré que financiar con plata mía en unos años. Ok. Pero pensé que mi país, si no me daba la plata a mí, era porque se la estaba dando a gente que tenía proyectos que valían la pena. Me sacudo cualquier falsa modestia, porque no la necesito, y afirmo que Tío Caco ES unos de los proyectos más innovadores que sea pueda realizar en Santiago y que posicionaría a Chile en la vanguardia de la proyección ecológica y turística. Lo mío, versus guiítas de internet, simplemente no tiene punto de comparación. Y aunque 40 mil dólares es poca plata para nosotros, harto que ayudaría. Porque claro, cuando esté listo, todos se van a colgar de la maravilla que es para Santiago Tío Caco.

Cuando el banco me dijo: Luisa, tu proyecto es maravilloso, tú perfil es perfecto, pero tus papás tienen dicom así es que NO TE VAMOS A DAR PLATA; yo dije: bueno, es el juego del banco. Están en todo su derecho. Pero cuando la REPÚBLICA SOBERANA DE CHILE me dice: mira, es que si la plata es para arreglar infraestructura no, ni siquiera te molestes en mandar el formulario, claramente yo veo que algo anda mal y está podrido. Pero bueno, pienso, es parte del juego y están en su derecho. Ahora, cuando esa misma plata se la entregan a proyectos de mierda, entonces ya no están en su derecho. Ahí yo pongo el límite. Aunque a nadie le importe. A mí me importa.

Me han decepcionado. Y miren que para que yo me decepcione de mi país, tiene que pasar algo muy grave.

Shame on you, Corfo.

2 comentarios:

Gabriela dijo...

Y mientras más se conoce, más gente, más cargos, más sucio.

KJESED dijo...

OSOM! aguante tio caco.

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin