23 de septiembre de 2005

Suisad

En mi peregrinación por internet me encontré con cosas bastante interesantes acerca del suicidio. No quiero que se me ause de plagio, así es que mi fuente aparecerá al final del post.

Uno de los textos que leí señalaba que es más adecuado denominar al suicida "suisad"; porque la "tristeza del yo" es mucho más ajustada definición que el autohomicidio.

Como sea. Otra cosa que encontré es una lista de desventajas. Esto se desprende de la deducción de que quien se suicida lo hace porque así encuentra el alivio, pero sería incorrecto creer eso: "Porque se pretende dar una solución definitiva en contra de la propia persona a sufrimientos y situaciones que son temporales. Uno puede sentirse mal durante un mes, tres meses, un año, cinco años, pero no va a sentirse mal los setenta y cinco años que como promedio se vive en el país". Qué gran revelación.

No es menor eso. Quiero recalcarlo: uno puede sentirse mal durante un mes, tres meses, un año, cinco años, pero no va a sentirse mal los 75 que como promedio se vive.

Otra cosa interesante es este pingpong entre lo que generalmente se dice, y lo que realmente ocurre respecto al suicidio:

Criterio equivocado: El que lo dice no lo hace.
Criterio científico: Todo el que se suicida expresó con palabras, amenazas, gestos o cambios de conducta lo que ocurriría.
**Esto es tan así, que leí también que de cada 10 suicidios cometidos, 9 personas habían expresado manifiestamente su intención de atentar contra su vida, y 1 lo había hecho de manera menos evidente, pero de todos modos lo había dado a entender.

Criterio equivocado: Los que intentan el suicidio no desean morir, sólo hacen el alarde.
Criterio científico: Aunque no todos los que intentan el suicidio desean morir, es un error tildarlos de alardosos, pues son personas a las cuales les han fracasado sus mecanismos útiles de adaptación y no encuentran alternativas, excepto el intentar contra su vida.

Criterio equivocado: Si de verdad se hubiera querido matar, se hubiera tirado delante de un tren.
Criterio científico: Todo suicida se encuentra en una situación ambivalente, es decir, con deseos de morir y de vivir. El método elegido para el suicidio no refleja los deseos de morir de quien lo utiliza, y proporcionarle otro de mayor letalidad es calificado como un delito de auxilio al suicida (ayudarlo a que lo cometa), penalizado en el Código Penal vigente.

Criterio equivocado: El acercarse a una persona en crisis suicida sin la debida preparación para ello, sólo mediante el sentido común, es perjudicial y se pierde el tiempo para su abordaje adecuado.
Criterio científico: Si el sentido común nos hace asumir una postura de paciente y atenta escucha, con reales deseos de ayudar al sujeto en crisis a encontrar otras soluciones que no sean el suicidio, se habrá iniciado la prevención.

Fuentes:
Psicología Online

3 comentarios:

Anónimo dijo...

otro mecanismo de Dios para hacerte sentir mal

edhill7769 dijo...

i thought your blog was cool and i think you may like this cool Website. now just Click Here

Anónimo dijo...

mi xbanda de rock se llamaba suisad

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin