4 de diciembre de 2006

My own Téleton

Pasé mis propias 27 horas de amor frente al PC (sí, sí, el partido comunista en mi corazón), diseñando uno de los tantos flash (tres, jajaja) que tiene el super trabajo.

Era el más largo de todos. El otro está hecho. Sólo me queda uno, que deberá salir en 6 horas como máximo. O me mato.

A pesar de ello, de que el computador se cae, el programa se pega, las fotos no encajan, los efectos se desajustan, el sonido se desfasa, las cuñas se oyen bajas, etc, etc, etc; ojalá el flash fuera lo peor de mi vida. Pero no lo es.

De todos modos no es algo que vamos a hablar acá (ésta es la parte en que todos creen que mi pololo y yo terminamos. Pequeñas cabezas que no saben que hay tormentos peores).

Otra cosa terrible es el sentimiento de definición que trae consigo esta semana: lo que pase estos días definirá el resto de mi existencia.

Sabemos que no, pero sí. Aunque parezca extremo, tiene su componente de verdad.

En fin. Creo que las 27 horas de amor al flash me están pasando la cuenta.

Ah, y un BUUUUUUUUUUUUUUUU para los que no gustan de mi poesía visual.

6 comentarios:

janekew dijo...

ánimo luuuuuuuuuuuuu


te queremos


weno y por lo menos de readoro jajaaja




besitos!!!


y ya verás que pasas esta semana de 4 días hábiles... y ud es hábil

CdM dijo...

Árriba esas fotos!

Musique dijo...

Arriba!!!
sí!

:P

Kreutzer dijo...

Con todo el corazón!

Patricio Mujica dijo...

Nosotros ya hablamos =D


BESOTE BESOTE.





Besote + Churro = Besurro.

(¿Con o sin manjar?)



Te quiero, loca.

Kreutzer dijo...

Ése es un error conceptual!

Besurro es un beso de burro.

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin