9 de diciembre de 2006

Cosas de mina... hueca.

En la vida hay que ser intenso o morir, porque no vale la pena existir de modo pusilánime.

Es por eso que la mayor parte de las cosas que llaman mi atención, despiertan grandes pasiones, para bien y para mal.

Es el caso de las publicaciones, comunidades, blogs, sitios, etcétera, de mujeres.

Me refiero a todo aquello en que se congregan mujeres por el solo hecho de serlo, y que genera la expresión de sus opiniones bajo el amparo de la masa femenina que comparte crédito en esas publicaciones, comunidades, blogs, sitios, etcétera.

Con esto de que mi tiempo libre regresó, retomé la vieja costumbre de revisar algunos blogs que he frecuentado desde siempre y que mantuve al margen durante meses. Es así como llego a estos sitios de mujeres que tanto odié en el pasado, sólo para descubrir que aún los odio.

Pero primero se debe aclarar algo: no los odio por ser simplemente de mujeres (es más, yo tengo uno), sino por los temas que se tratan y el modo en que el género, que es MI GÉNERO TAMBIÉN, queda expuesto.

Al igual que hace un año, en estos sitios se sigue escribiendo de las mismas wevadas: "¿por qué los hombres nos hacen sufrir?", "tips para chupársela rico", "¿existe el príncipe azul?", "¿cómo enfrentar a la suegra?", "la madre moderna y la relación con los hijos", "el cambio de roles en la sociedad".

POR DIOS, OH MARGOT.

Yo sé que ésta es una cosa generacional, pero esas chicas tienen MI EDAD, NO PUEDEN ESTAR PENSANDO COMO SI VIVIÉRAMOS EN EL 1580, ME NIEGO.

Los "temas de mujeres" (suponiendo que los hay), ¿giran sólo en torno al hombre?, ¿tienen como sustento el cambio de rol?, ¿terminan siempre en la maternidad?

No lo concibo. Así de simple. Los leo y no lo puedo creer. No soy capaz de justificar que una mujer no logre ver lo asqueroso que resulta que se exprese de ese modo bajo un esquema de género.

Y es que blogs cabezas huecas puede haber, pero COLECTIVOS COMPLETOS DE MUJERES ESTÚPIDAS REUNIDAS BAJO LA PREMISA DE SER MUJER, sólo consiguen que NOS VEAMOS COMO UNAS IMBÉCILES.

Me pone mal ver post tras post una sarta de sandeces y ridiculeces. Sobre todo porque hay tantos otros temas que pueden ser tratados desde una óptica diferente que signifique un aporte para el lector.

Y no hablo de las grandes materias políticas del país: corrupción, hacinamiento en las cárceles, abuso sexual... aunque ¡por qué no! Sería interesante ver si existe una opinión distinta de las mujeres, o si no. Y ver que en cuestiones fundamentales de la sociedad pensamos lo mismo.

O qué interesante seía promover una campaña contra la violencia en el hogar. Pero no sólo desde el abuso hacia la mujer, sino hacia la familia completa: el hombre, los niños, en vez de hacer eventos ridículos de wevadas ligadas con el entretenimiento barato.

Qué decepción más grande. Ya ver a las señoritas cabezas huecas con sus blogs personales es una cosa, pero que a nivel colectivo la representación femenina esté tan por lo bajo, es deprimente.

Yo creo que en la unión de género. En mi caso a nivel artístico, en otros casos a los niveles que sea. Pero para decir algo bueno. No sé si mi poética es distinta a la del hombre, pero quiero averiguarlo a través de una búsqueda de género con mis colegas poetas. No es el blog de la poesía "oh, mi hombre me dejó, me duele el corazón ton ton ton"; estamos en otro tiempo del arte y de la vida.

Qué triste como los años de censura contra las mujeres hicieron que a algunas les quedara marcado que nuestros temas tenían que ser insulzos e inconsistentes. Qué pena que grandes proyectos de unión femenina se queden en lo que dicta Cosmopolitan y Sex and the city.

Yo la veo y la disfruto, pero sé que hay vida más allá de los vestidos de Carrie y de su romance con Big. No soy imbécil.

Además tiene que ver con nuestra realidad país. Lo único que veo son señoritas amigas de la apariencia y el arribismo, con ganas de mostrar lo que no se es, con ganas de hablar de temas que no existen en Chile, con ganas de hacerles creer a unos pocos que eso es un aporte.

Yo no me trago esas mentiras. Y sé qué la mayoría tampoco. Ojalá que la evolución de la sociedad permita discriminar y hacer la diferencia entre calidad y sandez, para que nadie tenga el atrevimiento de pensar que hay siquiera un 0.3% de la población femenina, representado en esos sitios ridículos.

2 comentarios:

René Naranjo dijo...

Quiero links, nombres...jajaja

Musique dijo...

ja!

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin