10 de febrero de 2007

Hay cosas que no cambian

Ha regresado la hija prodigia después de las vacas. Espero que no me hayan extrañado sobremanera, sino lo justo y necesario.

Qué puedo decir. Nada mejor que los propios tiempos para eliminar las propias tristezas y los propios miedos. Estoy rimando mucho.

Nada mejor que un par de horas en la ciudad oculta para descubrir que nunca ha habido nada amenazante y que todo lo negro habitaba potencialmente en mí y no en los edificios, ni en las plazas, ni en los monumentos turísticos.

Hay cosas que no cambian, pero otras sí. GRACIAS AL DIVINO EQUILIBRIO DE LOS CIELOS.

A esto le llamo comenzar el 2007 con el pie derecho.

Relatos más, relatos menos, mis vacaciones fueron inmejorables. Ahora me preparo para una semana llamada "las vacaciones de las vacaciones" que consiste en: dormir, descansar y hacer todo lo necesario para enfrentar marzo del modo adecuado.

Mi horóscopo dice que es tiempo de festejos y está en lo cierto. No sólo por lo evidente: se viene mi cumpleaños, sino porque estos días son para celebrar la alegría de la vida, los proyectos, los amigos, los sueños, el amor y la comida. Oh sí. Comida a destajo.

La Gaby ya se me fue a la madre patria y Visceralia estará casi un mes bajo el mando unipersonal de Ballentine, jajaja, eso puede significar cualquier cosa, y la logística de Merry.

Lo importante es que todo está en perfecto equilibrio (salvo las calorías, por supuesto, comer a destajo tiene un precio bastante elevado).

Cosas para no olvidar:
Responder los 70 mails que llegaron estos días
Mantener la calma con los enamoramientos imposibles
Leer los libros adquiridos durante el año (éste seguro me lo olvido)
Leer los cuentos del concurso
Escribir poemas como mala de la cabeza y subirlos a todos los blogs de poesía de los que tengo la clave
Decirle que LE AMO. No, no. ¿Ven que ya me olvidé de mantener la calma con los enamoramientos imposibles?

Dios. Hay cosas que no cambian.

PS: Para mi cumpleaños quiero
1) Una máscara de pestañas
2) Una linda cartera
3) Una invitación a comer al Buffet del Gatsby

PS2: Estoy sencillita. Es el espíritu del 2007: nos bastamos a nosotros mismos, pero los accesorios son todo en la vida de una chica frívola, topísima y diva como yo.

2 comentarios:

Kreutzer dijo...

En este cumpleaños nos vamos a ir a puro ÑequeÑeque

UY QUÉ SERÁ ESO


=)

Gud to rid you.

Patricio Mujica dijo...

ÑequeÑeque debe ser un pueblo enclavado en el medio de la Araucanía. Dicen que es regonito.

Yo me alegro que haya ese divino equilibrio. De otro modo, ¡CÓMO!

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin