24 de febrero de 2007

Madres hay una sola

Madres es la figura más importante de esta familia y siempre tiene una sorpresa guardada bajo la manga. Cuando era chica eran dulces y chocolates, hoy son decisiones y respuestas que nunca me espero.

Fui a contarle a madres que decidí itinerar por el cono sur, es decir, vivir 6 meses en varios países de América del Sur para conocer su realidad y poder extraer experiencias de vida que me permitan crecer.

Muy filosófico. La cosa es que quiero contactarme con lo que existe fuera de las fronteras, para aprender y aplicar algo que engrandezca mi sociedad cuando tenga edad suficiente para ganarme Fondarts y Fondos del Libro.

Algunos amigos ya sabían, pero faltaba madres. Madres tenía que decirme que no, porque es madres y a las madres no le gusta perder a sus hijos, ni por 6 meses, ni por dos semanas.

Pero madres apoyó a hijas. Increíble. Madres dijo "estupendo, supercachilupi, oki doki". Madres se entusiasmó y comprendió por qué el recorrido será Argentina-Perú-Brasil-México, en ese orden y no en otro orden.

Hicimos planes ya.

Madres apoyó el diplomado caro, el establecimiento de la mini empresa, la compra de un notebook.

¿Madres creerá que estoy bromeando?

Madres sabe que si algo pasa durante el año, cambio de planes, porque conoce a hijas y su espíritu aventurero de ir a lo que venga y aprovechar oportunidades mejores.

Supongo que también sabe que no permitiré que costeemos todo eso. Así es que optaré por la aventura viajística y el notebook y postergaré el diplomado.

En fin. A veces madres es como dios. Sólo que existe y me tiene galletas para la madrugada.

2 comentarios:

María Graciela dijo...

Pucha Luisi, si po. Las mamás son entera raras, como mágicas, no sé. Especiales, mi madre también me sorprende.
Todos te apañamos con tus y nuestros proyectos.
Te adoro Lu

Noe dijo...

Y no podría ser Argentina-bla, bla,bla-Argentina??

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin