2 de julio de 2009

Hoy puede ser un gran día

Esta mañana la alarma de mi celular suena a las 7:00 AM en punto. Una hora a la que los gerentes no estamos acostumbrados. Me levanto, no sin un poco de esfuerzo, con mucha alegría y pasión para ir al taller de marketing que organiza la empresa que aglutina a los proveedores del Estado y que nos convoca a todos de manera gratuita (porque para eso pagamos sus buenos pesos en membresía). Salgo a tiempo, llego temprano, me digo "voy a comprarme una leche para que no me dé hambre". Pero no hay leche en el almacén. Compro un alfajor y una coca. Llego al lugar 5 minutos antes de la hora de citación. Y el día sonríe.

La recepcionista encargada de las acreditaciones me pregunta mi nombre. Se lo doy. "Ah, usted es la gerenta de Blanco Comunicaciones". Sonrío. "La misma". Ésa soy yo. La gerenta de Blanco. Blanquito lindo mi empresita hermosa. Y el día no podía comenzar de mejor modo.

Miro hacia un costado y qué veo... jugos y galletas. QUÉ RICO, y con la hambruna que arrastro por estar en pie a horas que no son mis horas. ¿Será para nosotros, para los proveedores del Estado? Es para nosotros. Me tomo dos jugos: naranja y frambuesa, como galletas bañadas en choco. La cosa sigue su curso y a las 9 en punto entramos al salón de conferencia.

Hasta aquí me ha encantado el trabajo del organismo que nos convoca porque nos tratan a todos por igual. Somos los proveedores del Estado, somos las empresas encargadas de servicios que rinden cuenta al país. Nadie se pregunta cuánto facturamos, no hay diferencias entre grandes y pequeños. Somos iguales.

El expositor de esta mañana es el director de una de las agencias de publicidad más grandes del país. Acaban de ganar un premio en Cannes por una campaña. A eso fui. A verlo a él. Porque él sabe dónde y cómo insertar un producto... y a bajo precio. Nos habla de muchas cosas interesantes, es una exposición larga y al final de todo viene la ronda de preguntas. Preguntas van, preguntas vienen y el señor que está a mi lado solicita el micrófono. Le digo que cuando termine, me lo pase a mí porque es mi momento.

Cuando le toca al señor que está a mi lado, el moderador dice "última pregunta". Yo saco del bolsillo mi rostro "soy una pobre mujer mamá de familia que le cuesta llegar a fin de mes" y me cede el micrófono a mí. Yo tengo la última pregunta. Pregunto. Pregunto sobre la mejor estrategia para llegar a mi público en lo que será el gran emprendimiento gran de 2009. El experto me responde. Yo anoto como si se fuera a acabar el mundo.

Termina de responder y tengo en mis manos al menos tres ideas que no se me habían ocurrido. Este tipo es un genio. Y me ha dado tres grandes ideas gratis. Y como si fuera poco desayuné un rico jugo y galletas además.

Hasta acá va siendo un gran día. Termina el taller y el señor que está a mi lado me dice "oiga, no me va a creer pero yo trabajo en publicidad en regiones" (mi pregunta era, entre otras cosas, cómo llegar a las regiones). Me da su tarjeta. Su trabajo es, a grandes rasgos, decirme en qué radios y medios de regiones me conviene publicitar de acuerdo a mi público. Justo lo que andaba buscando.

Nos despedimos, arreglo mi cartera, contesto la encuesta, salgo del auditorio, bajo la escalera del hermoso edificio con vidrioespejo en que estamos (la sede de la Cámara de Comercio de Santiago) y cuando llego a la calle, pensando que nada podría ser tan bueno como hasta ahora, veo un SOL RADIANTE (sol de invierno que alumbra, pero no calienta, pero sol al fin y al cabo) que se extiende sobre el Parque Forestal.

Y entonces me digo "éste es un gran día". Y sonrío mientras camino. Porque éste es un gran día.

En pocos minutos más salgo a Moviliza a terminar de grabar el video para el lanzamiento y luego almorzaré con mi amiga personal Margarita. A la noche teatro y parece que la obra promete.

Qué linda es mi vida.

Y gracias a la empresa que aglutina a los proveedores, hacen un gran trabajo dándonos cada día más y mejores servicios. Los quiero. Además que no cobran tan caro en realidad. Es un precio justo por tener grandes días como el de hoy.

5 comentarios:

Tomás dijo...

Usté me alegra mi corazón idiota. De verdá!

Cintia dijo...

Qué bonito, me encanta saber y verte tan feliz.
ATTE
Cintia de Martin

Luisa Ballentine dijo...

Gracias mis niños lindos. Hasta ahora el día sigue siendo perfecto y con sus buenas vibras, más!! Los quiero.

La que te re mil dijo...

sin dudas puede ser un gran dia si te pasas por el jugate!

Luisa Ballentine dijo...

Jajajaja, me paso pero no entiendo nada! jajaja.

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin