15 de diciembre de 2009

A la playa

El jueves parto a la playa en busca de un retiro empresario-espiritual, jajaja. Hay demasiado que procesar respecto de lo que ha significado este 2009, lo que ha traído, lo que se ha llevado, y mucho más para planear con miras al año que está a la vuelta de la esquina esperando para hacer su entrada magistral.

Mis temas a reflexionar son muchos, y la mayoría caben dentro de la categoría personal, pero también hay varios negocios dando vuelta en mi cabeza hace un rato y no me he dado el tiempo de asentarlos y dedicarles las horas que necesitan. Ahora se podrá.

Tengo el convencimiento de que mirando el mar desde mi cabaña (número 9, la mejor vista del atardecer) ubicada en una había privada que está EN la arena misma de la playa (ejem), vendrá a mí una de esas epifanías que suelen decirme AAAAAH ÉSTA ERA LA WEÁ QUE ANDABA BUSCANDO, o algo por el estilo.

Porque siempre se busca algo. Me voy buscando, en primer lugar y sobre todas las cosas del universo: PLAYA. Necesito mar, necesito arena, necesito bikini, mucho sol, bloqueador con olor a HELADO, ¿pueden creerlo? una maravilla de Leblón Solar Ice cream, necesito la inmensidad conmovedora del océano, la que te interroga y te cuestiona. La que te hace nacer desde adentro los porqué, la que te angustia al no saber ese porqué y después decanta en respuestas.

Busco inspiración. La chatura del día a día nos vuelve ordinarios, corrientes. En este escenario las buenas ideas no son geniales, son sólo buenas. Hace falta esa excelencia que dicta la lejanía, la inmensidad del paisaje, la soledad respecto del resto, no del alma.

Busco el ángulo correcto de los negocios. Todas las ideas son buenas, pero cómo se implementan mejor es la gran pregunta. Espero resolver parte de este puzzle.

Busco reflexión. Cuando no se tiene más que hacer que estar de guata al sol sintiendo la playa en los pulmones, no queda otra que dialogar con un mismo. Una suerte de blog interno donde nadie hace comentarios y uno sólo habla y habla y habla expresando cosas que en algún momento algo significarán.

Busco un poco de cine, un poco de libros. Cosas que me hagan pasar un buen rato tranquilamente.

No tengo duda de que encontraré todo esto en este viaje así como encontré lo que buscaba el año pasado en una fecha cercana en un viaje similar.

Me intriga el viaje. A donde sea. El tránsito desde un lugar a otro y su permanencia en el ser humano. El viaje físico: como ir a una playa a descansar y planificar; pero también el viaje espiritual: empezar el año en A y terminarlo en B, repasando cada parada del bus en distintas estaciones que algo dejaron y algo se llevaron.

Siempre se viaja. Incluso el que empieza en A y termina en A hizo también el viaje. El viaje hacia ninguna parte, el viaje donde no se avanza, pero se camina. El viaje en la trotadora, donde no importa la velocidad porque siempre se está en el mismo lugar. El viaje del hámster en su rueda.

Estamos viajando constantemente. Y siempre para regresar.

8 comentarios:

Martín dijo...

Que viaje Zen Luisa!!!!!

pd: por favor, no quiero viajar jamas con el touche del hamster...

Luisa Ballentine dijo...

Zensísimo!, jajaja. Mucha contenplación, pero sobre todo playa.

Pobre hámster que no sabe lo que hace, jajaja.

Daniela González Albornoz dijo...

A mí, de los viajes, me gusta hasta el "viaje". No sólo el destino, sino el viaje mismo, el bus, la ventana, las vacas que pastan y el señor que recorre el campo (eso se ve cuando se va pa talca). Si el viaje es en auto, tanto mejor. Si es en tren, rápido, poca reflexión pero se gana tiempo. En avión, pa qué decir cómo espero la visita de la azafata con las cosas de comer.
Suerte en la playa. No sé a cuál vas, pero es un destino necesario, si no vital.

°°JanEKew°° dijo...

qué exquisito, yo necesito mar, pronto iré a algún lado jajaja aunque me espera mi lago en el sur muy pronto, lo que también me pone contenta.

Abrazos Lu!!!!

Luisa Ballentine dijo...

A Totoralillo!! en la cuarta región del glorioso Chile. Pondré fotos al regreso.

El lago es lo mejor, Mayi! Calmas aguas ideales para el nado de los que no sabemos nadar.

Besote!

Humedo dijo...

va con algun gato ,
asi estaban los ultimos hombres de guatita al sol.

La Mezcla Perfecta dijo...

Puedo ir a la diez? Necesito encontrarle el sentido al tsunami que estoy viviendo en este preciso minuto.
Besos y disfruta

Luisa Ballentine dijo...

Puedes, nos vemos allá.

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin