17 de enero de 2010

Mañana es otro día

Hay pena, es cierto. Hay harta pena. Hay pena porque durante 20 años apoyamos los principios que defendía la Concertación porque eran nuestros principios. La libertad, la igualdad, la importancia de todos los chilenos y chilenas sin importar su origen, su sexo, su raza.

Hoy seguimos apoyando esos mismos principios, pero nos hartamos de no verlos expresados en resultados durante estos 20 años. Nos cansamos de que nos mintieran tanto, de la corrupción, de que usaran a los pobres como bandera y que finalmente todos siguiéramos estando en el mismo lugar.

Pero hay pena, porque nos enfrentamos a lo desconocido y porque tenemos miedo de que el nuevo gobierno barra el piso con aquellos ideales. Es cierto. Sin embargo esta vez, muchos no votamos por miedo. Dejamos ese miedo a un lado y, por primera vez, dijimos lo que de verdad pensábamos.

Unos dijimos: ninguno de los candidatos es suficientemente bueno y anulamos; otros apoyaron sinceramente al que querían apoyar, otros se dejaron impactar por el miedo de un gobierno de derecha y votaron por Frei, con rabia y con tristeza, pero lo hicieron; y otros, aún más enojados que todos los anteriores, votaron por Piñera contra sus principios. Votaron asqueados de lo que habían visto, votaron esperando ese cambio prometido y ahora veremos qué va a pasar.

Todos votos válidos y valiosos. Cada uno defendiendo sus postura. Lo que, sin embargo, igual nos deja con una pena porque el cambio siempre nos mueve el piso y porque al escuchar los discursos de los derrotados nos da un poco de nostalgia por los tiempos pasados.

Hay que saber perder antes que saber ganar. Hay que ser buen perdedor. No conformarse, ni dejar de luchar, pero sí aceptar la derrota con la cabeza en alto y tomar parte de lo que corresponda a cada uno ahora: ser oposición en el caso de los que han perdido.

A mí me costó aceptar esa premisa de saber perder; pero en el mundo emprendedor no queda otra, así es que a punta de crecimiento personal he tenido que hacerlo y confiar en que siempre vendrán cosas mejores si es que uno está obrando bien.

Me cuesta, en estos momentos, interactuar con mis amigos y conocidos más enfurecidos por el resultado, aquéllos que votaron por Frei obligados, que hicieron campaña, que se pusieron el avatar de "no doblar a la derecha" en Facebook. Me cuesta porque es difícil verlos así, tan cerrados, tan enojados... tan derechistas en su reacción.

Cuando la Concertación ganó durante estos 20 años y todos salíamos a celebrar a las calles (yo, personalmente, salí a mirar a la Bachelet porque me parecía mortal que hubiera una mujer presidenta), siempre pensé en la otra mitad del país, porque seamos honestos, las elecciones del último tiempo han sido peleadas y la cosa está casi 50% y 50%, la diferencia es demasiado poca. Siempre pensé en esa mitad del país que estaba tan enojada porque no había salido su candidato de derecha.

¿Y qué hacían? Bueno, refunfuñar, pero se la tragaban no más. Esas personas vivieron 20 años sufriendo como hoy sufren muchos. 20 años viendo salir un presidente que odiaban y viendo conducir el país de un modo con el que no estaban de acuerdo. ¿Y qué pasó? No pasó nada, no se murieron, no hubo un holocausto, no hubo guerra mundial. No pasó nada.

Ahora toca estar del otro lado de la moneda y veo que muchos se están comportando del modo nazi, odiando el resultado, queriendo matarlos a todos... ojo, ésos no son los valores que estaban defendiendo al votar por Frei, al contrario.

Tengamos altura de miras. Lloremos un rato y luego next. Me daría indignación pensar que la gente de derecha supo manejar mejor las derrotas que la gente de izquierda y centro izquierda. O SEA, eso sí que sería una vergüenza, ¿verdad? Ahí sí que se nos caería la cara y no tendríamos mucho más que hacer.

Las reacciones que veo me sorprenden, me dan miedo. Actúan del mismo modo en que los gringos actuaban frente a la ex Unión Soviética, llegan los comeguaguas, vamos a morir todos, esto se va a la mierda y es mejor escapar... o bombardear.

Qué es eso. Ése no es mi Chile.

Mañana todos tenemos que ir a trabajar, el miércoles me entregan mi depto, el otro día me pegué una intoxicación que ni les cuento, mi mamá me cuidó. Cuando tengo un problema mis amigos son los que me escuchan y me aconsejan. Se viene Tío Caco.

La verdad que mi vida depende de mí. Y el gobierno de turno siempre cuenta conmigo para seguir dando lo que doy ahora, porque se lo doy a Chile y a su gente, no a la coalición que está en La Moneda. Sigo dando clases, el taller de emprendimiento para jóvenes de escasos recursos regresa mejor que nunca y espero que cada vez pueda dar más empleo.

Y nada cambia mucho realmente. Espero que Piñera cumpla lo que le prometió a la mayoría que votó por él y que de verdad estos 4 años que se nos vienen sean buenos y encaminen al país hacia un desarrollo sustentable centrado en quienes lo necesitan de verdad.

Yo seguiré haciendo mi parte y espero que todos estén en la misma sintonía.

Mañana es otro día y hay que seguir pa delante. El 50% +1 expresó su preferencia y yo se los respeto totalmente y no me borro de la tarea de luchar por este país. Ya sea que me toque apoyando la dirección o siendo oposición, seguiré haciendo lo mío.

Vamos que se puede.

5 comentarios:

°°JanEKew°° dijo...

Yo no estaba ni ahí con Frei, sin embargo ha sido duro pensar que mientras esté fuera del país estará la derecha gobernando.. de hecho recién salió Jovino Novoa hablando ( y se hizo el cucho toooda la campaña) "Mantener vigentes procesos judiciales por violaciones a los DD.HH. afecta a las familias e instituciones"... en fin, hay mucha gente con miedo, el miedo demasiadas veces paraliza... a mí este tipo de miedos me moviliza más (hay otros miedos que me los provoco yo misma que son los que em paralizan, estos no...)

en fin... de todos modos ha sido entretenido leer este tipo de artículos... porque recuerdo mis primeros días de periodismo y cuando nos daban lugares pa salir a reportear y muchos de nuestros compañeros cambiaban sus lugares porque no querían ir o no sabían dónde era...

http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2010-01-18&NewsID=77163&BodyID=0&PaginaId=8

°°JanEKew°° dijo...

Yo no estaba ni ahí con Frei, sin embargo ha sido duro pensar que mientras esté fuera del país estará la derecha gobernando.. de hecho recién salió Jovino Novoa hablando ( y se hizo el cucho toooda la campaña) "Mantener vigentes procesos judiciales por violaciones a los DD.HH. afecta a las familias e instituciones"... en fin, hay mucha gente con miedo, el miedo demasiadas veces paraliza... a mí este tipo de miedos me moviliza más (hay otros miedos que me los provoco yo misma que son los que em paralizan, estos no...)

en fin... de todos modos ha sido entretenido leer este tipo de artículos... porque recuerdo mis primeros días de periodismo y cuando nos daban lugares pa salir a reportear y muchos de nuestros compañeros cambiaban sus lugares porque no querían ir o no sabían dónde era...

http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2010-01-18&NewsID=77163&BodyID=0&PaginaId=8

°°JanEKew°° dijo...

Yo no estaba ni ahí con Frei, sin embargo ha sido duro pensar que mientras esté fuera del país estará la derecha gobernando.. de hecho recién salió Jovino Novoa hablando ( y se hizo el cucho toooda la campaña) "Mantener vigentes procesos judiciales por violaciones a los DD.HH. afecta a las familias e instituciones"... en fin, hay mucha gente con miedo, el miedo demasiadas veces paraliza... a mí este tipo de miedos me moviliza más (hay otros miedos que me los provoco yo misma que son los que em paralizan, estos no...)

en fin... de todos modos ha sido entretenido leer este tipo de artículos... porque recuerdo mis primeros días de periodismo y cuando nos daban lugares pa salir a reportear y muchos de nuestros compañeros cambiaban sus lugares porque no querían ir o no sabían dónde era...

http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2010-01-18&NewsID=77163&BodyID=0&PaginaId=8

Tomás dijo...

éste sí que merece mi Amén!

Luisa Ballentine dijo...

Eso mismo pensaba yo en la mañana, o sea todos se ríen de que los cuicos no sabían dónde estaba la plaza y no nos olvidamos que en la universidad no sabían dónde estaba la Biblioteca Nacional. Gajes del oficio.

Lo importante es seguir trabajando desde el punto en que se esté y no buscar excusas para no hacer las cosas y dejarlas botadas. Con eso estaremos bien.

¿Habrá cosas que no nos gustarán? Seguro. Así como cuando la distribución de la píldora hacía sacar ronchas a ese sector, ahora nos sacarán ronchas a nosotros. Así es el juego.

Amén, Tomasín.

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin