31 de agosto de 2010

Mi versión de los hechos

Bueno, como todos saben, quedó un poco la cagá en Daddy Yankee.

Acá mi versión de los hechos.

Llegamos con la Cintia a eso de las 7 más o menos, hicimos la cola para entrar, entre medio compré mi super bandana y cachos luminosos. Había que estar a tono para la ocasión.

Entramos, hicimos una cola como de mil horas en el baño y luego emprendimos rumbo a la galería. Primera sorpresa de la noche: no quedaban lugares (porque estos hijos de puta la sobrevendieron) así es que nos mandaron a cancha. Y como ustedes saben yo no voy a cancha porque la odio. Cuento corto, gestiones por aquí y por allá, logramos entrar a una tribuna bastante atestada (a pesar de que había una tribuna vacía, pero bueno) y la verdad es que quedamos super bien ubicadas por suerte.

Luego de ese mal rato la cosa se tenía que poner buena. El concierto era a las 8, tipo 19.40 figurábamos ya listas y dispuestas.

En esos momentos fue cuando comenzó lo extraño: la producción cambiaba los tubos fluorescentes de la iluminación una y otra vez, los prendían, veían que faltaba uno y lo ponían... Yiaaaaaaaa, eso se hace a las 2 de la tarde, no a minutos de empezar el show.

Bueno, cosa que el show nunca empezaba. La hora pasaba raudamente y de repente un disque animador anunció que la cancha vip se tenía que correr 5 metros o si no la cosa no empezaba.

La cancha vip no se movió ni medio centímetro. Hora y media después de eso (gritos del público mediante) apareció el mismísimo DJ de Daddy Yankee a pedirle a la gente que se corriera porque estaba cediendo una disque tarima que habían puesto. La gente no se movió, pero el DJ insistió y al final la cosa se convirtió en una evacuación que, al parecer, fue media violenta. Nosotros estábamos en tribuna, no alcanzábamos a ver detalles.

Alrededor de las 23.20 horas empezó el rumor de cancelación. Yo, les digo sinceramente, no quería que se cancelara. No quería irme por nada del mundo. Quería ver a mi Daddy Yankee. A esa altura la Cintia ya estaba que los mandaba a todos a la mierda por culiaos weones y casi se iba. Yo quería que puro empezara el concierto no matter what.

Tipo 23.30 salen los disque animadores de la Carolina a presentar al cangri con arengas de C H I, error, deberían haberlo presentado y chao porque estábamos demasiado enchuchados como para prender.

Y bueno, en eso se escucha la voz del Daddy desde el fondo y comienza el espectáculo y todos nos olvidamos del mal rato.

Y yo, les digo, me puse demasiado feliz.

A esa altura se había ido mucha gente, sobre todo mamás con niños chicos, muy enojadas, pero filo, yo estaba feliz.

Y tal como había predicho durante toda la semana, la canción de apertura fue Descontrol.

Y entonces yo escuché los acordes y me desaté...

DESCONTROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL
TU MIRADA ME TIENE EN DESCONTROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL
BÉSAME CUANTO ESTÉS BAILANDOOOO
AQUÍ LA PASIÓN VA LLEGANDOOOOOO
LOS DOS SEGUIREMOS VIAJANDOOOO
EN DESCONTROOOOOOOOOOL OOOOOOOOOOOH OOOOOOOOOOOH

DA DDY YAN KEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

Y bueno, lo pasé DEMASIADO BACÁN.

El concierto fue tal como lo esperaba: una discoteque en vivo. Pasos iban, pasos venían.

Yo me vacilaba las canciones como si fuera el último día de mi vida en que iba a poder bailar y cantaba con inusitada fuerza esos grandes clásicos. A saber La gasolina, Lo que pasó pasó, Rompe, La noche está pa un remix, Llamado de emergencia, Desafío... you name it.

Lo pasé MORTAL, me hice un dancefloor en mi espacio y en un momento los carabineros estaban justo al lado mío grabando el concierto (tengo serias dudas de que quizás hoy circuló en las comisarías un video de la loca del dancing donde salgo yo bailando desquiciadamente, pero bueno)... la cosa es que fue un descontrol, pero positivo, no se crean que hubo cosas indecentes o indecorosas, no, todo fue muy decoroso.

Y así de repente terminó. Duró sólo una hora porque el estadio no se puede usar hasta más tarde y había empezado con 4 horas de retraso, así es que figúrense el gusto a poco con que nos quedamos.

Faltaron grandes clásicos como Tu príncipe, Machete, Gangsta zone y El impacto. Pero bueno, nada que hacerle.

Culpo 100% a la productora, de hecho estoy segura de que el Daddy está tan enchuchado como todos nosotros. Exigiré que me devuelvan la plata porque pagué pa un concierto que empezaba a las 8 y duraba dos horas y media. No a las 12 y de una hora, pero lo que sí les puedo asegurar es que lo pasé CHANCHO, me divertí como nunca y hoy día a penas me pude levantar de tanto que me dolían las patas.

GRANDE DADDY YANKEEEEEEE.


3 comentarios:

La Mezcla Perfecta dijo...

Cortito, pero lo disfrutaste igual je je je

Lástima que faltara Tu Principe...

Un beso Lu

Anónimo dijo...

All pizza places of USA http://pizza-us.com/nevada/Las%20Vegas/Sorrento%20Pizza/89107/

Find your best pizza.

Luisa Ballentine dijo...

Faltó mi príncipe, pero quién sabe si faltó porque en realidad viene en camino pa acá, jajajajajaa. I can feel it, JAJAJJA.

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin