12 de octubre de 2010

Grosaaaaaa (yo)

No me he salido de mi dieta ni un solo día. Lo más que he "pecado" es comer más palta de la que debiera, pero con algo hay que compensar la falta de las delicias de la comida chatarra.

Mi entrenadora llega a las 8.30 ocloq a mi casa (lunes, miércoles y viernes, pero como ayer fue feriado vino hoy) y me hace mierrrrrrrrrda. Y luego de eso salgo a trabajar como si nada hubiera pasado y me duele todo y me gano muchos millones.

Y la gente me dice: pero cómo, tení un personal trainer? Sí, me sale más barato que todo lo que se gastan en copete y cigarros, así es que no me juzguen. Además yo no tengo que pagar el crédito universitario.

QUÉ GROSA SOY. Soy lo más.

4 comentarios:

Tomás dijo...

Oooh, qué buena idea!!!
Te pasaste

Luisa Ballentine dijo...

Cada año doy un paso. El 2008-2009 estuve inscrita en un gimnasio, fui dos meses y dps lo dejé. El 2010 tuve un personal trainer en enero pero yo iba a su casa. Ahora sí que di en el clavo, cuando suena el citófono, me levanto me visto y espero que la profe suba, jajajajajaa.

La Mezcla Perfecta dijo...

Quién como tú que no te sales de la dieta!!
Cuando suena el citófono una esta jodida, no puede sacarle el traste al ejercicio, no hay pa donde arrancar ja ja ja ... no hay "mañana voy dos horas", que hace mucho frío, que tengo una reunión, que esto lo otro y lo de más alla. Sin excusas uno progresa y alcanza el cuerpo perfecto pal bikini que traerá el viejito cuascuero.

FELICITACIONES

Luisa Ballentine dijo...

Exactoooo, ésa es la idea, por eso me decidí por este método que es más caro, pero es el único que en realidad a mí me funciona. VAMOS QUE SE PUEDEEE

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin