5 de noviembre de 2010

Por la defensa del tilde diacrítico

A mucha gente le cuesta, no sabe cómo usarlo, no sabe reconocerlo... es más, si ampliamos esta reflexión debería decir que la mayoría de la gente no sabe escribir. Punto. Y no sólo en lo referente a la ortografía, sino en todo. No saben redactar, no saben expresar ideas ni mucho menos hacerlo con coherencia y cohesión lógica. No son capaces de seguir una línea argumental en un texto.

Coloquialmente lo resumo así: la gente escribe como el pico.

Haciendo un paralelo, también podemos decir que la gente no sabe resolver una ecuación. Mucho menos sacar porcentajes sin una calculadora. Yo soy al revés, tengo que hacer la operación a mano porque no sé hacerla en la calculadora bien todavía (cuek).

Ni qué decir suma, resta, multiplicación y división de fracciones. Ni siquiera nos metamos en álgebra y el cuadrado del binomio. Mucho menos el cubo.

Yo me aprendí todo eso. Me fue siempre mucho mejor en matemáticas porque la verdad es que es más fácil. Las cosas son o no son. En el humanismo, en cambio, las cosas pueden ser o no ser de muchas maneras.

Y en mi Liceo las tontitas se iban al humanista porque no sabían el cuadrado del binomio. No era mi caso. Y en mi casa nadie sabe si quiera cómo intentar sumar una fracción. Mucho menos resolver una ecuación.

Pero debido a eso, acaso, ¿la academia mundial de las matemáticas dicta alguna regla que diga, por ejemplo, que la X siempre va a ser igual 10 no matter what? ¿O decide que las fracciones se sumen "la partecita de arriba con la de arriba y la de abajo con la de abajo" metiéndonos la búsqueda del mínimo común múltiplo por el orto? No. No lo hace. La gente se tiene que joder no más. El que no se sabe las reglas del juego, hace el ridículo toda su vida.

Pero claro, como en las letras todo está siempre al servicio de lo que dicte la moda del momento, la RAE decidió que el tilde diacrítico lo podemos guardar donde bien nos quepa y que la "y griega" ahora se va a llamar YE... y que la CH chao con ella (entre otras joyitas que pueden leer acá)...

Me opongo. Principalmenta a lo del tilde diacrítico. O sea, si los flojos del hoyo no se aprendieron nunca las reglas ortográficas y no saben cuándo la esta es de adjetivo y cuando la ésta es de pronombre... mala suerte po. Así es la vida: triste y larga.

Mis hermanos no saben potencias y no por eso alguien sale a decir que su valor será cualesquiera que a uno le parezca más o menos ok de acuerdo a los números dados. No.

Propongo que todos aquéllos (sí, aquéllos de pronombre) que nos sabemos las reglas y, es más, nos encanta ver todo hermosamente escrito con sus tildes bien puestos, hagamos caso omiso de la ratificación de esta absurda idea y mantengamos el correcto uso del lenguaje.

"El lenguaje está vivo"... no me importa. Yo quiero mis éstos con tilde y mi sólo de solamente y mi solo de soledad tal cual como siempre ha sido.

No me jodan más, por favor. ES LO ÚNICO QUE PIDO.

4 comentarios:

Lorena dijo...

Estoy TOTALMENTE Y COMPLETAMENTE de acuerdo contigo... No me jodan más... por favor!

Luisa Ballentine dijo...

AMÉN!

Roberto Musa G. dijo...

No podría estar más de acuerdo con ésto. Pienso escribir pronto al respecto. Me alegra ver que seamos muchos los que nos oponemos a lo que una amiga calificó como "los sinsentidos del abuso." Yo al menos creo que he aumentado la utilización de "sólo" a níveles inauditos y hasta inventé la ocasión de necesitar escribir "guión", como acto de al menos simbólica rebeldía. Con respecto a lo que dices de las matemáticas, me trae a la mente las palabras de Sábato:

SIMPLICIDAD DE LA MATEMATICA
Existe una opinión muy generalizada según la cual la matemática es la ciencia más difícil cuando en realidad es la más simple de todas. La causa de esta paradoja reside en el hecho de que, precisamente por su simplicidad, los razonamientos matemáticos equivocados quedan a la vista. En una compleja cuestión de política o arte, hay tantos factores en juego y tantos desconocidos o inaparentes, que es muy difícil distinguir lo verdadero de lo falso. El resultado es que cualquier tonto se cree en condiciones de discutir sobre política o arte -y en verdad lo hace- mientras que mira la matemática desde una respetuosa distancia.
Ernesto Sábato, extractado del libro "Uno y el Universo".

(transcripción tomada de http://www.fcen.uba.ar/publicac/revexact/exacta9/panoram1.htm )

Luisa Ballentine dijo...

Muy pertinente cita sobre las matemáticas. Me gusta que el lenguaje sea distinto y que se generen estas discusiones, aunque me gustaría que se lo respetara como se respetan a los números y no se lo rebajara tanto como se hace.

Saludos!

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin