17 de septiembre de 2009

Vivir solo

Me pregunto cómo será esto de vivir solo. Me imagino que, como en todo, ha de tener sus pros y sus contras y que, en último caso, el hombre como animal de costumbre es capaz de adaptarse a cualquier situación.

Busco departamento por estos días. En principio me gusta la idea, me gusta ir a verlos, me gusta evaluarlos. Me complica pasar de vivir en una casa de 500 mts2 a un departamento de 48. Pero bueno, es una interesante experiencia vivir en espacios "normales" y dejar atrás esta casa colonial gigante.

Hasta ayer mi idea parecía destinada al éxito. Al menos al éxito de cambiarme. Pero anoche recibí una oleada de realidad. Más bien de soledad. Esto de vivir solo es algo muy solitario. Me dio mucha pena irme.

Es decir, no hay nadie. En mi caso es peor porque trabajo en la casa, entonces podría pasar días enteros sin contacto con otros humanos. AAAAAAAAHHHHHH. Acá al menos me voy a la cocina a tomar un té y hay gente. Le grito a mi hermana a través de la pared "querí venir a ver una película?" me dice "yaaa" y viene.

En cambio sola... PÁNICO.

Porque si bien uno puede invitar gente los 7 días de la semana, la idea es habituarse y disfrutar del espacio y no tratar de compensarlo. Me encanta la idea de recibir visitas siempre, pero por la alegría de recibir visitas; si lo hago para no estar sola, entonces hay un problema.

Después me recuerdo mi tiempo en Buenos Aires. El tema es que vivía en una pensión, entonces gente siempre había. En algún momento del día nos cruzábamos: al almuerzo o a la cena o viendo tele. Era una situación ideal, teniendo un espacio privado en la pieza, pero pudiendo salir de él a contactarse con los demás.

PERO ESTABA EN OTRO PAÍS.

O sea, cómo no me voy a poder ir a vivir a 20 cuadras de mi casa. ¿Cierto?

PERO IGUAL PÁNICO PERO IGUAL CÓMO NO VOY A PODER PERO IGUAL PÁNICO.

My god.

Denme consejos po. Ése es el objetivo de este post. Los que viven solos, los que han vivido solos, ¿cómo combaten esa soledad de llegar y que no haya nadie esperando?

Y a los que no viven solos, pero algún día lo harán, ¿qué se les ocurre que puedo hacer para no entrar en pánico?

12 comentarios:

Lorena dijo...

Querida Luisa,

¡Qué pánico nos da la soledad!, es cierto, pero mi experiencia, que no es poca, me dice que la soledad sólo es pavorosa en la medida que no aprendamos a ser buenas compañías para nosotros mismos. La soledad es mas bien un estado interior que nos aterra o nos fascina, dependerá de cuánto quieras verte a ti misma, tu propia cara interna. De verdad, la soledad puede ser un tiempo fabuloso para prepararte a encontrar la mejor compañía, tú misma, tu interior reparado, fortalecido, amado y aceptado por ti misma, que, sin duda, abrirá la puerta para que otras buenas compañías quieran arrimarse al calor de un corazón que ya ha pasado en soledad por sus "40 días en el desierto". Con esto te digo, mi querida Luisa, que la soledad sola, es muy triste, pero la soledad llena de búsquedas, encuentros, dolores y gozos por lo que descubres de ti misma, no es más que un período de entrenamiento que te hará encontrar la mejor compañía: tu verdadera luz interior, a ti misma, y para otros, ojalá fueran los más, a veces es la forma de descubrir el amor precioso de Dios que se cuela por esas rendijas de la búsqueda si lo dejamos. Finalmente, debo decirlo, querida Luisa, Dios es la mejor y la única compañía que nunca permitirá que te sientas sola cuando lo dejas habitar tu corazón. Tú sabes que no podía no decirlo, por lo mucho que amo al Señor y por los cambios que ha ejercido en mí y sobre todo porque finalmente fue El quien realmente me acompañó y me hizo salir de mi soledad en el peor período de mi vida, cuando más sola estuve. Pero, Luisa querida, aunque tu búsqueda no vaya por ese lado, la soledad puede reportarte un gran beneficio si es voluntaria, querida, buscada y aprovechada por ese inquieto y perseverante interior que tienes por alma. Y lo bueno de todo esto es que si no te gusta tanto estar sola, si más que estar sola, empiezas a sentirte sola, tendrás siempre tu gato, algún buen amigo incondicional, o alguna mamá de algún amigo que te podrá acompañar. La soledad en cuanto a falta de compañía, es totalmente reversible en tu caso, la otra, la del vacío interior, esa es la que hay que combatir.
Un abrazo.

Luisa Ballentine dijo...

Ojalá así sea, Lorena!

Tengo fe en que va a salir todo bien. Hay mucha gente linda colaborándome así es que hay que ponerle las ganas no más po, ¿cierto?

Besote!

sinimprimir dijo...

Yo viví cinco años sola, solita, en menos de 48 metros. Plaza de armas, du yu rememba!
Y fue una etapa encantadora. No siempre me gustó estar conmigo -francamente hablando, pues-. Los domingos en la tarde, cuando estaba nublado, uff, viví la nostalgia y la melancolías más puras en mi vida. Creo que de eso se trata, de pura pureza no más. Uno está con uno mi alma, ayayaicito, en las buenas y en las malas.
Muchas veces, Luisa, cerré la puerta de mi depto encendida en una euforia increíble, me senataba al computador, sin internet, jugaba buscaminas y escribía poesía. Era algo absolutamente placentero.
Muchas noches las pasé en vela puro sonriéndome con mis pensamientos. Hacía el aseo con música fuerte -una vez al mes, hay que reconocerlo- y cantaba y cantaba y era feliz.
A mí me encantó vivir sola. Y cuando vi el partido de Massú y González en las Olimpíadas, sola, y lloré tipo solavarrieta, sola, putas que estaba contenta.
Arriésguese no más! Y tráguese las melancolías, que son también bellas. Tristes, pero muy bellas.

Daniela.

Luisa Ballentine dijo...

Lo recuerdo!!!!! Cómo olvidar esa preparación de derecho, oh my god.

Gracias por tus palabras, Dani! Yo creo que tiene que ser como dices no más, a ser feliz y resistir. Me deja con buen ánimo tu testimonio.

Cuando esté mudada te invitaré pa que lo conozcas y no prepararemos ningún debate, te lo aseguro, jajaja.

Besote!

sinimprimir dijo...

jajajajajajaj pero Luisa, podríamos estudiar derecho, o info de la actualidad!! sí!!!! jajajaja.. Encantada te iré a ver, muchos besos para ti, y, gracias por tu comentario :) Me dio mucho gusto recibirlo de alguien a quien yo también admiro mucho como escribe.

Luisa Ballentine dijo...

Tan linda! Dejémoslo en admiración mutua.

Me encanta la idea de estudiar info de la actualidad, jajajaja, no sabes cuánto. Ufffff, no puedo esperar a releer las grandes reflexiones de Villarino! Es más, buscaré mis papers para ir repasando desde ya. Jajajajaja.

Cintia de Martin dijo...

Qué divertido!, me acuerdo cuando conocí el depto de la Dany, tan wena onda ella.
No entiendo bien el pánico q te da: ¿es como encontrarse solo así no más?, si es eso agarras la micro y te vas a ver a tu mami, igual está cerca, en Santiago digo. A mí la soledad me provoca "regresiones" (jajaja, así le puse yo) de repente siento los olores y las sensaciones de un estado de cosas como cuando tenía entre 7 y 12 años, es terrible, pero pasa, supongo q con los días te acostumbrarás, sobre todo cuando nadie invada tu espacio, a menos que te guste compartir, pero de verdad. Calma no más, obvio q te dará pena dejar a la family con sus cosas y su entretenida forma de ser, pero bueno, en algún momento tenías que irte, debe ser de tanto decir que nunca lo harías, jajaja. Univeeeerso. Te recuerdo lo que siempre me dices por si te ayuda, que hay q hacerla no más.
Suerte no más, y espero encuentres un depto lindo! lindo! y me invites a tomar la once, o al almuerzo o al asado, o a lo que sea.
ATTE
CdM

Luisa Ballentine dijo...

Nooooooooo, si me dan regresiones me mato!!!!!!! Tengo demasiado presente para vivir.

Ya, te voy a invitar a almorzar mis famosos y premiados tallarines a la Luisini, un plato pectacular y fantabuloso que almorzaré día por medio alternando con puré, ensalada de papas, papitas cocidas y, of course, huevos. Jajaja.

Cintia de Martin dijo...

que reeeeeeeeeeego, con esa entrada q hiciste para el año nuevo tb quiero ajjaja

Luisa Ballentine dijo...

JAJAJAJAJA, super entrada. Veré si me aprendo otras más creativas, jajaja

Martín dijo...

Sería otra razón para visitar Santiago no? Ay, no se, pero debe estar joya, aunque tb un duro cambiazo! quiero novedades! Esto va demasiado rápido...

Luisa Ballentine dijo...

Llegas tarde. No me iré.

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin