16 de marzo de 2011

Rajona soy (una historia que incluye entre sus protagonistas al cartero del barrio y al SII, no diciendo nada bueno de éste último)

La cosa es así: el SII me retuvo la devolución de impuestos que tenía que llegarme el año pasado, es decir la del 2009 pal 2010. Me tomó un año arreglar el weveo de lo que tenía que corregir, que era, OBVIO, un error de ellos y no mío.

En fin. La plata me la iban a transferir directamente a mi cuenta, pero ERROR, eso no era posible. Entonces quedaron en mandarme el tradicional cheque. Se suponía que tenía que estar atenta desde el día 10 de marzo. La cosa es que lo iban a mandar a la casa vieja y no al depto porque ésa es mi dirección comercial... CUEK, y si cambiaba domicilio en el momento, me sacaban una multa, así es que tuvo que ser así.

Me iba a tocar ir a instalarme a la casa desde el 10 todo el día hasta que llegara. Porque si no, lo devuelven a la central y pa que te lo entreguen es otro weveo de aquéllos. La cosa es que en mi portal SII encontré un código de seguimiento de correo. Bueno, lo investigué y todos los días daba un paso: primero fue recepcionado, después estaba en la central, después pasó a no sé dónde y justo hoy pasó a terreno. Llamé pa saber qué onda, la niña me dice que está en ruta, que el cartero tiene que pasar 3 veces porque es una carta certificada (es decir, sólo se la entregan al remitente) y que si no hay nadie, deja un papelito.

Bueno, me voy pa la casa corriendo. Más bien caminando rápido al ritmo del reguetón, llego, abro la puerta, no hay papel, pienso que el cartero volverá a pasar. Me queda una hora, porque son las 6 y terminan sus turnos a las 7. Miro para ambos lados, nada aún.

De pronto diviso a lo lejos una polera roja, luego un señor que la viste tomando coca cola personal... es el cartero. Voy a la esquina y le digo "Tíiiio, no tendrá una carta pal XXXX", y mira su bolso mágico y dice "sí"... mi devolución de impuestos, JAJAJAJAJA.

Lo que es tener suerte. Me la entregó y ni siquiera quiso que le diera propina, oooh, el tío buena onda.

Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.

4 comentarios:

Cintia dijo...

jjajajajajaja, las cagaste pa rajúaaa

Luisa Ballentine dijo...

jajaja, pa que veas! me trajiste la buena suerte con el rico almuerzooooo

Juan dijo...

Que bello cuando pasan estas cosas que son como escenas de una película. La vida nos regala estas breves aventuras para que recordemos que una vez muertos, las cosas son chatas y sin nada de magia. jaja

Luisa Ballentine dijo...

Jajajaja, tal cual, fucking dead

Relacionados

Blog Widget by LinkWithin